Facebook de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Twitter de PFarma - Patrimonio Farmacéutico LinkedIn de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Google+ de PFarma - Patrimonio Farmacéutico
Usuarios registrados / Regístrate
Logo de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Slogan de PFarma - Patrimonio Farmacéutico
Cantacta con PFarma - Patrimonio Farmacéutico Contacta con nosotros o deja que te llamemos 91 018 95 91
91 018 95 91

El aire acondicionado, culpable de los dolores de garganta en verano

Los factores que influyen en la inflamación de la faringe son el frío, la humedad y el ambiente seco, según la Seorl-CCC

29 julio, 2016

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl-CCC) ha advertido sobre el uso del aire acondicionado en verano. Las variaciones de temperatura por el contraste entre los recintos cerrados con aire frío y las altas temperaturas de la calle propiciarían la aparición de faringitis, laringitis y alteraciones en la voz, algunas de las causas más frecuentes de consulta médica, según datos de Seorl.

“Los principales síntomas son la sequedad y molestias faríngeas, la sensación de quemazón, carraspeo y exudado que desencadena una tos pertinaz”, han apuntado desde Seorl. Por ello, los otorrinolaringólogos de la compañía han recomendado evitar el uso prolongado de estos aparatos, utilizar humificadores para incrementar la humedad y proteger la garganta.

Resfriados veraniegos

Las consultas por faringitis y laringitis son muy comunes en verano debido al uso excesivo del aire acondicionado. El aire frío alteraría la movilidad de los cilios y, por tanto, la circulación de la mucosa se ralentizaría, pudiendo dar lugar a la aparición de sinusitis y otitis. Según los expertos, el aire acondicionado genera un ambiente seco que aumenta el daño de los mecanismos de defensa.

Para prevenirlo, es importante evitar el uso continuado del aire acondicionado y los cambios bruscos de temperatura. Además de una constante hidratación para hacer frente a la sequedad del ambiente y, si es posible, usar humidificadores. También es recomendable mantener una dieta equilibrada y seguir medidas higiénicas como el lavado de manos.

Por: Patricia Mármol
Facebook Twitter
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre cookies aquí
Aceptar