Facebook de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Twitter de PFarma - Patrimonio Farmacéutico LinkedIn de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Google+ de PFarma - Patrimonio Farmacéutico
Usuarios registrados / Regístrate
Logo de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Slogan de PFarma - Patrimonio Farmacéutico
Cantacta con PFarma - Patrimonio Farmacéutico Contacta con nosotros o deja que te llamemos 91 018 95 91
91 018 95 91

Las altas temperaturas pueden afectar a los medicamentos

AEMPS recomienda mirar siempre las condiciones de conservación de cada medicamento

24 julio, 2015

Una mala conservación de los medicamentos puede provocar problemas de salud. Para evitar estos imprevistos, es recomendable conservar los medicamentos en lugares no expuestos directamente al sol, ni a las altas temperaturas.

Tras la publicación del Plan de Prevención de Efectos de Altas Temperaturas, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha elaborado un documento en el que recuerda que hay que observar las condiciones especiales de conservación que figuran en el envase de cada medicamento. Existen medicamentos que no tienen especificaciones pero hay otros que deben conservarse o bien entre +2 y +8ºC o a una temperatura inferior a 25 o 30ºC.

En caso de exposición al calor, los medicamentos que deben conservarse entre +2 y +8ºC deberán guardarse generalmente en frigoríficos o cámaras de frío. Si las temperaturas son muy elevadas, se recomienda utilizarlos tan pronto como hayan sido sacados del frigorífico.

Por otro lado, los medicamentos a conservar a una temperatura inferior a 25 o 30ºC imponen un límete superior de tolerancia de temperatura a la que los medicamentos pueden estar expuestos.

Para poder beneficiarse de estas condiciones de conservación, el fármaco primero tiene que pasar la prueba de estar varias semanas a más de 40ºC.

En este sentido, los medicamentos conservados a condiciones normales en el domicilio o en las farmacias están expuestos, durante la ola de calor, a unas condiciones de estrés térmico inferiores a las temperaturas de las pruebas de estabilidad. Sin embargo, es importante que procuremos no exponer los medicamentos a temperaturas elevadas.

Los más delicados

Los supositiores, óvulos o cremas son bastante sensibles a elevaciones de temperatura. Aunque es relativamente fácil juzgar el mantenimiento del medicamento porque el aspecto es totalmente diferente.

Si durante un viaje necesita transportar fármacos, el Ministerio de Sanidad recuerda que deben aplicarse las mismas políticas de conservación.

Por: Patricia Mármol
Facebook Twitter
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre cookies aquí
Aceptar