Facebook de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Twitter de PFarma - Patrimonio Farmacéutico LinkedIn de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Google+ de PFarma - Patrimonio Farmacéutico
Usuarios registrados / Regístrate
Logo de PFarma - Patrimonio Farmacéutico Slogan de PFarma - Patrimonio Farmacéutico
Cantacta con PFarma - Patrimonio Farmacéutico Contacta con nosotros o deja que te llamemos 91 018 95 91
91 018 95 91

El proyecto ‘Radares’ se amplía a toda Barcelona

El objetivo es evitar la exclusión social de las personas mayores gracias a la ayuda de las farmacias, los comercios y los vecinos voluntarios

28 octubre, 2016

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, y el presidente del COF de Barcelona, Jordi de Dalmases, han firmado un convenio de colaboración por el que se da continuidad a la red de ‘Radares’, implantada ya en 31 barrios de la ciudad. Se trata de un proyecto de acción comunitaria que permite a las personas mayores evitar los riesgos de exclusión y aislamiento, gracias a la colaboración e intervención coordinada de farmacias, comercios, servicios sociales y vecinos voluntarios. El proyecto de acción comunitaria, en el que participan ya 495 farmacias, 877 comercios y más de 1.200 vecinos voluntarios, evita a 712 personas mayores los riesgos de aislamiento y exclusión.

El proyecto, que arrancó en 2008 en el distrito de Gràcia, se dirige especialmente a aquellas personas que viven solas y no cuentan con una red sociofamiliar estable que pueda cubrir sus necesidades sociales, de afecto y amistad, con riesgo de resultar invisibles a su entorno.

Una de las novedades que contempla el convenio es que las farmacias se puedan convertir en punto de encuentro de estas personas con el objetivo de establecer un vínculo entre ellas, así como ofrecer un espacio donde intercambiar experiencias y donde desarrollar puntualmente intervenciones de educación sanitaria.

Sus objetivos

La detección de personas mayores en situación de vulnerabilidad o soledad se hace con la colaboración de todos los Radares vecinales, comerciales y farmacias del barrio, y con la implicación de las áreas básicas de salud y otros equipamientos de territorio, que, cuando se detecta una situación de estas características, se ponen en contacto con los responsables del proyecto, que contactan con la persona y le ofrecen la oportunidad de participar. Con el objetivo de completar esta función, y con la colaboración de la Cruz Roja, un equipo de voluntarios hace prospecciones barrio por barrio para detectar personas mayores que viven solas y que sean potencialmente beneficiarias de Radares.

Una vez que la persona mayor se adhiere al proyecto se le ofrece recibir llamadas periódicas de seguimiento, no sólo para evaluar su situación, sino también para favorecer la creación de un vínculo de confianza con los agentes y recursos del entorno, que facilitan el acompañamiento y el vínculo de aquella persona con los servicios y recursos del territorio.

El proyecto busca romper la soledad, vinculando las personas usuarias de este sistema a su comunidad, para lo que se fomenta su participación en actividades promovidas por las entidades o equipamientos del barrio, y se favorecen espacios de encuentro que faciliten el establecimiento de relaciones sociales con otros usuarios Radares, con personas voluntarias del proyecto y con vecinos del barrio, entre otros.

Por: Patricia Mármol
Facebook Twitter
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre cookies aquí
Aceptar